¿Qué hacer en San Miguel de Allende?

San Miguel de Allende es un lugar para enamorarse. ¿Qué si vale la pena visitar esta ciudad mexicana? Vale toda la pena y cada centavo que gastes. ¡Aquí te cuento las razones!

Perderse en los callejones de esta ciudad del Estado de Guanajuato es una experiencia única. Cada colorida pared, moldeada desde tiempos de la colonia, evoca vibras positivas, paz y te desconecta del mundo.

Algunas fachadas pueden parecer similares, pero basta con adentrarse en ellas para que cambie la perspectiva, no sólo por la calidez humana de los sanmigueleños, también por el encanto que tienen estos angostos y profundos recintos.

Los alrededores de la Plaza Cívica ofrecen un cálido escenario para descansar o tomar un café.
Los alrededores de la Plaza Cívica ofrecen un cálido escenario para descansar o tomar un café.

Turismo en San Miguel de Allende

La plaza central da protagonismo al mayor ícono de la ciudad: la iglesia de San Miguel Arcángel. ¡Espectacular! Con una fachada de estilo neogótico, su construcción inició en el año 1550, pero fue hasta 1890 cuando se acercó al estilo que conocemos hoy. Es obligatorio apreciar este lugar de día y de noche.

En esta iglesia fue bautizado Ignacio Allende, importante personaje de la independencia de México. Su majestuosa casa, ubicada a un costado del templo, es hoy un museo que te ayudará a entender mejor el proceso independentista de este país (¡recomendado! Más detalles en ¿Qué hacer en San Miguel de Allende?).

Decenas de árboles de laurel, perfectamente podados con formas redondeadas, reposan frente a la iglesia, como si se tratara de un ejército que hace guardia para resguardar la valiosa joya.

Son las 8:00 p.m. y los niños siguen de fiesta en esta ciudad Patrimonio de la Humanidad, declarada así por la Unesco en el 2008. Alrededor, puestos callejeros ofrecen opciones rápidas de comida tradicional mexicana, al tiempo que algunos comercios empiezan a cerrar.

Es el turno de los bares, sin bullicio, pero con buen ambiente; son la apuesta de nacionales y extranjeros para cerrar el día. Los amantes del arte y la buena comida tienen a disposición galerías y restaurantes gourmet.

Es enero y las luces navideñas le dan aún más vida a San Miguel, distinguida, en el 2017, como la Mejor Ciudad del Mundo (Premios World´s Best Awards) y elegida, en el 2019, como la Capital Americana de la Cultura.

Al día siguiente, la ciudad despierta a eso de las 9:00 a.m., para mí, una oportunidad perfecta para madrugar, recorrerla, apreciar el silencio y cada espacio, rincón y callejón del lugar.

Poco a poco veo llegar a mujeres artesanas que instalan sus locales improvisados en los alrededores de la calle. Con buena actitud y trato amable, algunas con sus niños en brazos, intentan que, quienes visitamos la “Mejor Ciudad del Mundo”, nos llevemos un recuerdo de este maravilloso sitio.

Al pie de la Catedral, mujeres sanmigueleñas instalan un improvisado taller de artesanías para la venta.
Al pie de la Catedral, mujeres sanmigueleñas instalan un improvisado taller de artesanías para la venta.

Siempre que estoy en un lugar lejos de casa me pregunto si podría vivir ahí… En San Miguel, la respuesta es un contundente sí.

¿Qué hacer en San Miguel de Allende?

  • Recorrer sin mapa los callejones. Piérdase y descubra el encanto de las calles empedradas, del tradicional papel picado que decora las calles y comercios (si viste la películaCoco sabrás de qué te hablo) y de las piñatas decorativas acompañando los cables del servicio eléctrico.
Las piñatas forman parte de las tradiciones mexicanas. En San Miguel de Allende decoran algunas calles.
Las piñatas forman parte de las tradiciones mexicanas. En San Miguel de Allende decoran algunas calles.
  • Disfrutar cada detalle de la iglesia. Si vas en fin o principio de año, podrás observar el acogedor portal que representa el nacimiento de Jesús. Si vas en otra época, basta con apreciar los detalles internos y acogedores del templo.
  • Comerse un helado frente a la plaza central. No importa si es de día o de noche, le acompañará la imponente iglesia de San Miguel Arcángel y el ambiente único de la ciudad.
  • Visitar el Mercado de Artesanías. Desde comida, jugos, cerámica, juguetes de madera y hasta máscaras de luchadores, se pueden encontrar en este ordenado mercado. Es común observar a las señoras sentadas en las gradas de acceso al mercado bordando o pelando nopales. Abre a las 9:00 a.m.
 El Mercado de Artesanías ofrece una amplia variedad de tiendas y puestos de comida callejera.
El Mercado de Artesanías ofrece una amplia variedad de tiendas y puestos de comida callejera.
  • Templo de la Purísima Concepción. ¡Esta iglesia me encanta! Destaca en la ciudad por su majestuosa cúpula amarilla. También se le conoce como “Las Monjas”, pues, aparte del templo, tiene un convento. La cúpula fue construida en 1755, por el albañil Zeferino Gutiérrez, quien, aparentemente, se inspiró en El Palacio Nacional de los Inválidos, en París.
  • Templo de Nuestra Señora de la Salud. Construida en 1735, esta iglesia llama la atención por su esplendorosa fachada barroca de piedra.
  • Comprar souvenirs. Desde cerámica, algunos diseños en Talavera (un tipo de loza que surgió en el siglo XVI), hasta cuero, bordados a mano y ropa, puede encontrar en las decenas de tiendas y algunos mercados que ofrece San Miguel. Para gustos más refinados, existen opciones como Daniel Espinosa Jewelry o Pineda Covalin (firma mexicana de lujo).
  • Recorrido en bus. Si te gusta el contacto con la gente, no puedes dejar de tomar un bus para conocer los alrededores de San Miguel. Conocerás otra cara de la ciudad y a gente trabajadora que sube al bus con las artesanías que venderá en el centro, y escucharás un buen repertorio de música mexicana norteña. Yo tomé dos.
  • Casa de Allende. La vivienda de la familia de Ignacio Allende, considerado un héroe en el proceso independentista de México, es actualmente el Museo Casa de Allende. Es una mansión de estilo barroco colonial, construida en el siglo XVIII, que narra de manera muy clara y gráfica el pasado de la zona. La entrada se compra en la recepción del museo y tiene un costo de 55 pesos (aproximadamente $2.8 USD) que se pagan en efectivo, en moneda nacional.
  • Jardín botánico El Charco del Ingenio. Abierto de 9:00 a 5:00 p.m., a 3 kilómetros del centro de San Miguel, se encuentra esta reserva natural en la que puede encontrar una amplia colección de cactus y suculentas de México, algunas están en peligro de extinción.
Estatua del General Ignacio Allende en la Plaza Cívica
Estatua del General Ignacio Allende en la Plaza Cívica

¿Cómo llegar a San Miguel de Allende?

Llegué a San Miguel de Allende desde la Ciudad de México, luego de recorrer 270 kilómetros, que, en tiempo, significan entre 3.5 y 4 horas en carro. Un poco más si viaja en bus (desde la CDMX hay servicios con tarifas de aproximadamente $28 por boleto).

Salí a las 6:30 a.m. y a eso de las 9:30 a.m. hice una parada en el Estado de Querétaro. De Querétaro a San Miguel en carro se dura aproximadamente 1 hora, ya que son unos 70 km.

También hay servicio de autobús desde Querétaro o Guanajuato hasta San Miguel. Tardan aproximadamente una hora y media, con costos entre los $5 y $4 USD, respectivamente.

Si quieres llegar en avión, el aeropuerto más cercano a San Miguel de Allende es El Aeropuerto Internacional de Guanajuato. Los buses hacia San Miguel salen desde el Central de Autobuses Guanajuato, que está a uno 24 km desde el aeropuerto.

Hoteles en San Miguel Allende

San Miguel de noche es una experiencia completamente diferente a San Miguel de día, por eso recomiendo quedarse en la ciudad al menos una noche (si anda poco tiempo).

En el centro de la ciudad hay muchas opciones de hospedaje, incluyendo múltiples y hermosos hoteles Boutique, de diferentes precios y comodidades. A inicios de enero es temporada alta, por lo que, cuando fui, la ocupación hotelera era casi total.

Con mucho color y abarrotadas de plantas, así son las fachadas en San Miguel de Allende.
Con mucho color y abarrotadas de plantas, así son las fachadas en San Miguel de Allende.

Hoteles económicos en San Miguel de Allende

Yo no encontré en el centro una opción que se ajustara a mi presupuesto, por lo que opté por un hotel ubicado a un kilómetro, en la zona de la Estación (Hotel Estación aprox. $40 por noche). Me gustó la experiencia porque implicó más contacto con la gente y conocer los alrededores de San Miguel.

Para trasladarse al centro histórico se puede caminar, pedir un Uber o tomar un bus, este último tarda unos 15 minutos, cuesta 6 pesos (0.31 USD) y es toda una experiencia mexicana.

Hoteles boutique en San Miguel de Allende

Si lo que buscas es una atención personalizada y un diseño elegante hay 2 hotes boutique que yo visité. Puedes ver La Puertecita Boutique Hotel que está a un kilómetro del centro y cuesta cerca de $100 la noche. O si lo que buscas es estar más cerca del centro, te recomendamos la Mansión San Miguel, el cual cuanto con 8 habitaciones y tiene el desayuno incluido.

Si tiene pensado alquilar un carro, no es buena idea ingresar con él al centro de la ciudad, pues no hay parqueos y, al tratarse de una ciudad con mucho turismo, conducir por las hermosas calles empedradas puede volverse una experiencia caótica.

Aunque no sea Día de Muertos, las Catrinas decoran los comercios con un estilo muy mexicano.
Aunque no sea Día de Muertos, las Catrinas decoran los comercios con un estilo muy mexicano.

¿Dónde comer en San Miguel de Allende?

Para comer, hay opciones para todos los gustos y bolsillos. Sugiero echar un vistazo en Google antes de tomar la decisión. Yo fui a Hecho en México, el lugar es bohemio, muy bonito y la comida es variada y buena.  Áperi Restaurant (dentro del hotel boutique Dos Cercas) y 1826 Restaurante (dentro del Hotel Rosewood) han sido bien calificados por parte de comensales. Si prefiere tener la misma experiencia que Meryl Streep en San Miguel de Allende, puede cenar en la terraza de Antonia Bistro.

¿Qué hacer cerca de San Miguel de Allende?

  • Guanajuato. En el centro histórico podrá observar edificios coloniales como la Basílica Colegiata de Nuestra Señora de Guanajuato, y los Palacios Otero, Legislativo y Municipal. Guanajuato ofrece un recorrido por el icónico “Callejón del beso” (calle de unos 70 centímetros de ancho que cuenta una leyenda de amor) y decenas de museos, siendo uno de los más gustados el Museo de las Momias (con más de 100 cuerpos que, de manera natural -sin proceso de embalsamiento- se conservan). Desde San Miguel de Allende, Guanajuato se encuentra a 67 kilómetros de distancia.
  • Atotonilco. Es una pequeña ciudad ubicada a unos 14 kilómetros de San Miguel de Allende. Alberga el Santuario Jesús Nazareno, un templo barroco conocido como la “Capilla Sixtina de México”, por la cobertura, casi total, de obra mural y pinturas en sus paredes y techos internos.
  • Dolores Hidalgo. Reconocido como pueblo mágico, Dolores Hidalgo es la cuna de la independencia de país y, para los amantes de la música mexicana, es la ciudad donde nació José Alfredo Jiménez. Se ubica a 40 kilómetros de San Miguel de Allende y a 57 kilómetros de Guanajuato. La ciudad ofrece iglesias, museos y buenos restaurantes locales.
  • Mineral de Pozos. Es una ciudad de Guanajuato ubicada a unos 45 minutos en carro, desde San Miguel de Allende, que guarda una interesante historia de explotación minera. Se puede recorrer su plaza central, calles y antiguas minas, y disfrutar de la buena comida, dulces típicos y pulque (bebida tradicional fermentada del maguey, con alto consumo en Guanajuato).
  • Pirámides “Cañada de la Virgen”. Es un sitio arqueológico que consta de cuatro conjuntos de estructuras que se encuentra a 16 kilómetros de San Miguel de Allende. Se cree que la construcción de las pirámides a lo largo de la cuenca del río Laja es de los grupos tolteca-chichimecas. Los lunes está cerrado.
Alrededores de la Plaza Cívica de San Miguel
Alrededores de la Plaza Cívica de San Miguel

Tips de viaje

  • La ocupación hotelera en la zona es alta, por lo que te recomiendo reservar tu hotel con al menos 3 semanas de anticipación.
  • Los restaurantes aceptan tarjeta de crédito, pero en negocios más pequeños como tiendas de souvenirs y autobuses sólo aceptan pesos mexicanos.
  • En el centro histórico de San Miguel pocas casas de cambio,así lo recomendable es que al llegar a la ciudad usted ya tenga pesos mexicanos.
  • Hay centros comerciales en los alrededores de San Miguel , como Plaza Luciérnaga, donde puede encontrar tiendas por departamentos como la cadena mexicana Liverpool, cadenas de comidas rápidas y cine.
  • Estas son las festividades que reúnen a más personas en la ciudad: Fiesta de los locos (fin de semana después del 13 de junio), fiestas de la independencia (días antes y después del 15 de setiembre) y la fiesta de La Alborada (fiestas de San Miguel Arcángel, fin de setiembre o principios de octubre).
  • Según mi experiencia, San Miguel es un lugar seguro, pero no está de más que tome medidas de precaución y auto cuidado para evitar un mal rato.
  • ¿Apta para niños y adultos mayores? La ciudad es agradable para personas de cualquier edad, incluso, existe “La Esquina”, Museo del Juguete Mexicano, que ofrece una colección de más 1000 objetos adquiridos a lo largo de 50 años.
  • Es importante que tome en consideración que las aceras son angostas y las calles son de piedra, lo que dificulta el libre tránsito de coches (para niños) o sillas de ruedas. Además, algunas calles tienen pendientes.

Categorías: Ciudades

Tagged as:

1 Comentario »